Ajedrez

  El ajedrez es una actividad que puede ayudar al desarrollo intelectual y social de los niños pequeños, donde la inteligencia y el cálculo son dos buenos compañeros para desarrollar óptimos movimientos y disfrutar del juego. Fomentando la iniciativa y la capacidad de resolver disyuntivas, los niños van aprendiendo las reglas y fundamentos de dicho … Continue reading Ajedrez

 

El ajedrez es una actividad que puede ayudar al desarrollo intelectual y social de los niños pequeños, donde la inteligencia y el cálculo son dos buenos compañeros para desarrollar óptimos movimientos y disfrutar del juego. Fomentando la iniciativa y la capacidad de resolver disyuntivas, los niños van aprendiendo las reglas y fundamentos de dicho deporte.

Está comprobado que la práctica del Ajedrez tiene múltiples beneficios en el desarrollo las diferentes áreas de la capacidad intelectual del niño, ayudando a estructurar la mente, la memoria visual, el razonamiento lógico-matemático y a la inteligencia emocional. Durante el juego, el niño debe aprender a tomar decisiones, fomentando así una capacidad de análisis y seguridad en uno mismo; aprendiendo a superar posibles conflictos.

¿Cómo Trabajaremos?

La clase se agrupara por niveles de conocimiento, para los mas noveles, es importante que los niños se familiaricen primero con el material que se usa en una partida, es decir, el tablero y las piezas. Se explicara cómo se sitúa correctamente el tablero al inicio y se enseñar los primeros conceptos relacionados con el tablero (casillas, filas, columnas, diagonales, centro).

Asimilados los conceptos básicos, el foco se moverá en enseñar al niño el nombre de cada una de las piezas del juego de ajedrez, dónde se sitúan y sus movimientos de una manera progresiva y a través de juegos en los que practique el movimiento de cada pieza conforme vaya aprendiéndolo.

En el caso de los alumnos más avanzados las clases tendrán una parte teórica, donde de manera progresiva aprenderán primeros conceptos estratégicos, leyes fundamentales de apertura, valor de las piezas,  jaque… que pondrán en práctica jugando partidas con otros compañeros o el monitor.

Objetivos:

  • Desarrollar habilidades de atención concentración y memoria del niño/a.
  • Fomentar la creatividad y la imaginación.
  • Favorecer el control emocional, así como sentir empatía y comprender al oponente durante el juego.
  • Incrementar el razonamiento lógico-matemático.
  • Aprender los movimientos de las piezas.
  • Distinguir los elementos básicos del juego.
  • Ser capaces de jugar una partida completa de ajedrez.
  • Tener la capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones bajo presión.